La excavación del proyecto inconcluso sería un riesgo para las propiedades colindantes.

Pese a que el empresario indica que sólo es una paralización temporal, hasta el pasado viernes y durante 8 meses se construyeron en pleno centro de Quilpué, a vista y paciencia de las autoridades, el proyecto de propiedad de Salvador Covarrubias Rodríguez, la Galería Sacor, un mall de mediana envergadura, que desde la primera palada de tierra se ejecutó sin ningún tipo de permiso de obras ni de impacto vial.

“Es mejor pedir perdón que permiso” parece ser la consigna ilegal de algunos empresarios ligadas a la construcción de los denominados equipamientos medianos y mayores, categoría en la que se encuentran los centros comerciales conocidos como los mall.

Al conocido dictamen de la Contraloría General de la República que decretó la caducidad del permiso de obra que amparaba la construcción del proyecto Marina Arauco 2, conocido como el Mall de 14 Norte, ANIN.CL tuvo acceso a los antecedentes del nuevo proyecto comercial que la Familia Covarrubias intenta emplazar en pleno centro de Quilpué, la Galería Sacor, el que se comenzó a edificar según indicaron a este medio fuentes municipales sin ningún tipo de permiso aprobado.

Así durante 8 meses en pleno centro de Quilpué en el terreno ubicado en calle Portales 757-759, se comenzó la excavación para instalar los cimientos de una edificación de 11 pisos, de los cuales cuatro corresponden a estacionamientos subterráneos, con un cupo total de 450 aparcaderos.

El proyecto contempla una superficie de terreno de 4.059,60 m2, razón por la cual equivale a un obra escala de equipamiento mediano, que según el artículo 2.1.36 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (OGUC), tiene necesariamente que enfrentar a una vía colectora, troncal o expresa, que no es el caso de la calle Portales.

Paralelamente la normativa vigente existe que para proyectos que contemplen un número superior a 150 estacionamientos, se requiere como obligatoriedad la realización de un Estudio de Impacto al Sistema de Transporte Urbano (EISTU). Este proyecto contempla al menos 450 estacionamientos y no cuenta con un EISTU ni medidas de mitigación.

LA LEY DEL PISTOLERO

Con esta realidad surge la pregunta sobre el rol fiscalizador del seremi de Vivienda, Mauricio Candia, para no impedir que actualmente exista un agujero de más 20 metros de profundidad en pleno centro de Quilpué, con además claro riesgo de derrumbe para las edificaciones colindantes.

Asimismo llama la atención como durante 8 meses hubo una grúa instalada, ingreso y salida de camiones sin que nadie dijera nada, ya que la tierra no se esfumó por arte de magia, y que todo ocurriera a menos de dos cuadras de la Municipalidad de Quilpué.

La legislación urbanística de Chile y la lógica indican que para edificar una obra se presentan las solicitudes pertinentes a las Direcciones de Obras, porque para eso existen, y luego que se verifica que todo está en regla se otorga un permiso de construcción.

En este caso el primer paso se cumplió sin embargo, con fecha 17 de abril del 2013, el director de Obras (s) José Hormaechea, rechazó el permiso de obra, junto con dar a una conocer un acta de observaciones, donde se indicaba que la obra no contaba con un EISTU, y que la salida de calle Andrés Bello “no cumple con los estándares de vía local, por tener 10,00 m de ancho”.

A ello suma: “el ingreso y salida de los estacionamiento se efectúa por un pasaje particular de 6,20 m (no acotado) sobre el cual existen derechos de prorrateo de propietarios del edificio de 5 pisos ubicado en Andrés Bello N 680”.

En otro punto se indica que existe una discordancia entre los planos y el permiso solicitado. Es decir con fecha 17 de abril de 2013 la Municipalidad de Quilpué rechazó el permiso de obras.

Con este antecedente no se explica cómo el empresario Salvador Covarrubias comenzó de igual forma a edificar el millonario proyecto, donde incluso se incorpora la instalación de un Supermercado Tottus de Falabella, mediante el arriendo del local.

Lamentablemente el hecho no es del todo inexplicable, ya que a la luz de los últimos sucesos conocidos, se ha instalado una suerte de “Ley del Pistolero” en el tema inmobiliario, donde se llega disparando para luego preguntar, en esta caso se construye lo más rápido posible con el más mínimo respeto a las normas legales y urbanísticas, para luego ampararse en un “derecho adquirido”, caso que es perfectamente asimilable a  lo ocurrido con el Boulevard Marina Arauco de Viña.

MUNICIPIO REACCIONA

Volviendo a Quilpué, como se dijo sin un permiso de obras, se inició la edificación encargada a la constructora Julio López, hasta que el pasado viernes y luego de constatar que además la solicitud de EISTU había sido rechazada por la Seremi de Transportes, el alcalde Mauricio Viñambres habría ordenado la paralización de las obras, por no haber sido subsanadas las observaciones.

Lo anterior fue confirmado a ANIN.CL por una fuente de la Dirección de Obras al indicar que fue al constatar una serie de inconsistencias detectadas por el arquitecto revisor Roberto Nanjari.

COVARRUBIAS DICE QUE PROYECTO VA

Dicha versión se contradice claramente con la entregada por el propio empresario Salvador Covarrubias Rodríguez a ANIN.CL, al indicar que el proyecto se encuentra paralizado no por problemas con los permisos sino porque el constructor Julio López abandonó el trabajo.

“Las obras se paralizaron este lunes porque no hubo un acuerdo, ya que habíamos fijado un precio de metro cuadrado construido de 18 UF y luego salió con otro valor superior”, indicó.

Consultado sobre las observaciones al permiso de obras y el EISTU, indicó “todo está en regla, las observaciones al permiso de obras se sacaron todas, y el estudio vial también está ingresado”.

Covarrubias explicó que el proyecto seguirá tal cual y no será modificado, por lo que ahora sólo busca una nueva empresa constructora, que edifique los 4 pisos de estacionamiento y 7 pisos de locales comerciales que incluyen un supermercado Tottus.

Fuente Anin.cl.

Viernes 19 de diciembre 2014

Por Juan Manuel Ugalde Ramos   juanmanuel@anin.cl

Anuncios