Una situación de alto peligro es la que se presenta en el centro de la comuna, luego que la Constructora Viconsa Limitada habría hecho caso omiso del fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso que ordenó la paralización de la construcción de un edificio por carecer de normas de seguridad.
Un nuevo caso de un permiso de obras, cuyo plazo de construcción habría expirado a los 3 años sin ejecución, es el que se presenta esta vez en la comuna de Quilpué, donde actualmente la Constructora Viconsa ejecuta un edificio tramitado originalmente por la Inmobiliaria MAIAL, representada Legalmente por Andrés Rojas Scheggia, pese a que existe un fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso que acogió una orden de no innovar presentada por un grupo de vecinos de la comuna.

La acción fue presentada por Carmen Gloria Prado con el apoyo del presidente de Vecinos Organizados de Quilpué, Alberto Moya y la vice presidenta, María Luz Aranda, quienes explicaron a ANIN.CL que recurrieron a la justicia luego de ver como la DOM de Quilpué había dado el visto bueno a la construcción de un edificio cuyo permiso original era del año 1992.

Los dirigentes explicaron que “debido a las poco claras condiciones en que fue dado ese permiso los vecinos se unieron y comenzaron a investigar los antecedentes presentados ante la DOM de Quilpué, detectando innumerables irregularidades lo que les hizo reaccionar y proceder a buscar apoyo legal y profesional”.

“Esto, ante la sospechosa benevolencia de la DOM de Quilpué, lo que quedó en evidencia cuando en vista de la presión ejercida por los vecinos en los medios, en el Consejo Municipal con el apoyo de la concejala Urzula Mir y conversaciones con el alcalde, la Inmobiliaria desistió del Permiso otorgado en base a expediente del año 1992, obviamente absolutamente caducado”, señaló el Presidente.

SIGUEN LA OBRAS
A la par los vecinos interpusieron un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso, el que fue acogido con “Orden de no Innovar” el pasado 26 de mayo. Esta decisión fue notificada y acatada inicialmente, según los vecinos, por la Constructora Viconsa.

Sin embargo las obras se reiniciaron a los pocos días, pese a no contar con un permiso de construcción vigente, luego que la Corte levantara la suspensión sólo por un día y debido a que la DOM de Quilpué presentó un oficio desestimando los daños y riesgos de las propiedades vecinas.

SEREMI DE VIVIENDA TAMBIÉN SE OPONE
se paralice el inicio de faenas constructivas mientras no se adopten todas las medidas establecidas en el informe Geotécnico tendientes a resguardar el potencial riesgo que pueda significar dicha excavación a los predios vecinos y no se despeje la situación administrativa atingente al permisoEn el mencionado oficio en favor de la constructora, los vecinos indicaron no se hizo mención al ordinario N° 1241 de la Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de Valparaíso, dirigido al Municipio de Quilpué, y que en el punto 4 Indica: “se paralice el inicio de faenas constructivas mientras no se adopten todas las medidas establecidas en el informe Geotécnico tendientes a resguardar el potencial riesgo que pueda significar dicha excavación a los predios vecinos y no se despeje la situación administrativa atingente al permiso”.

CONSTRUCTORA EN DESACATO
Con este nuevo antecedente, el miércoles de esta semana la Corte de Apelaciones de Valparaíso repuso la prohibición de ejecutar obras, sin embargo esta vez la Constructora Viconsa no cesó en sus faenas de excavaciones e incluso las habría intensificado en claro desacato, según lo informó el abogado de los vecinos, Rodrigo Avendaño.

Los dirigentes indicaron que Viconsa continuó aceleradamente con el avance y profundización de excavaciones, “aumentando el rendimiento hasta con 6 camiones tolva de alto tonelaje. Ante este desacato los vecinos solicitaron la presencia de Carabineros de Chile quienes certificaron presencialmente en la obra que se estaba incumpliendo lo ordenado por la Corte. Carabineros conversó con un grupo de ingenieros que estaban en una reunión, los profesionales reconocieron ante estos funcionarios públicos que estaban haciendo despeje de taludes, proceso que según ellos, estaba autorizado”.

UN PRECIPICIO
Tanto los dirigentes como el abogado coinciden en el grave riesgo que existe para la seguridad de las personas y de las viviendas colindantes de que se esté realizando una excavación sin permiso de obras y contraviniendo un fallo judicial, ya que en la práctica se aprecia un precipicio desde sus viviendas donde temen que a causa de las lluvias o de un sismo el terreno ceda y ocasione un aluvión.

El abogado Avendaño precisó que “esta empresa intentó dejar sin efecto la suspensión de las obras utilizando el argumento de la seguridad de los vecinos, pero no se ve reflejado en terreno, donde se avanza en las excavaciones de un talud que pone en riesgo la seguridad de los vecinos en vez de ejecutar las obras de seguridad anunciadas a la misma Corte de Apelaciones”.

“Los vecinos opinan que a la empresa sólo le interesa avanzar en su proyecto en desmedro de las medidas de seguridad ordenadas por el Seremi de Vivienda, igual sensación que tienen respecto del Municipio de Quilpué que no acató la orden de paralización de las obras mientras no se ejecuten las obras que resguarden la seguridad”, agregó el profesional.

Añadió que informaran de este desacato a la Corte de Apelaciones, sin perjuicio del estudio de acciones legales para que se impongan las sanciones civiles y penales que correspondan.

Fuente Anin.cl.

Sábado 13 de Junio 2015

Por Juan Manuel Ugalde Ramos  juanmanuel@anin.cl

Anuncios