El sector inmobiliario está en constante revolución y se imponen nuevos métodos y herramientas que permiten comercializar propiedades de manera mas eficiente y rentable para los propietarios.

Una de estas nuevas herramientas en el Home Staging que significa literalmente “puesta en escena de la casa”, es un conjunto de técnicas que permiten realzar una vivienda y darle un aspecto más atractivo para los posibles compradores o arrendatarios.

Esta técnica partió originalmente en los Estados Unidos en los años 70, en Europa es una practica habitual y lleva unos años tomado fuerza en nuestro país.

Esta técnica puede ser aplicada en viviendas de carácter residencial, usadas o nuevas y concretamente consiste en:

  • Despersonalizar
  • Ordenar
  • Despejar
  • Limpiar
  • Reparar
  • Organizar el espacio y armonizar

El encargado de aplicar estas técnicas se define como Home Stager y su labor consiste en hacer lucir las viviendas logrando capturar la atención de futuros propietarios en segundos, ya sea mediante portales inmobiliarios o en forma presencial, ampliando las posibilidades de venderla o arrendarla en un menor tiempo y con un mayor beneficio para su propietario, resaltando los puntos fuertes y minimizar los puntos débiles de un inmueble. Por lo tanto, no se trata de esconder los defectos, sino de arreglarlos. Tampoco se trata de decorar la casa, ya que la decoración es algo muy personal y en el caso del Home Staging el objetivo es convertir la vivienda en un sitio neutro y acogedor en el que la mayoría de los visitantes se sientan cómodos.

Anuncios