Si es dueño de una de las 500 mil viviendas adquiridas en Santiago después del 1 de enero de 2004, le afectará directamente el nuevo impuesto que se aplicará al vender esas propiedades. Si la compra fue antes de esa fecha, no pagará este tributo.

El propietario, al momento que venda inmuebles después del 1 de enero del 2017, deberá calcular su ganancia. Si esta supera las 8.000 UF, deberá tributar sobre el excedente obtenido.

Este impuesto es acumulativo, es decir: si vende una vivienda y gana una utilidad de 5.000 UF, no paga impuesto. Pero si compra otra vivienda, la vende después de varios años y vuelve a ganar 5.000 UF adicionales, sumará 10.000 UF en total y deberá tributar.

¿Cómo se calcula la ganancia? Es la diferencia entre el precio de compra y de venta de la propiedad. Es decir, si hoy compra una propiedad en 5.000 UF y en unos años más, la vende en 15.000 UF, tendrá una ganancia de 10.000 UF. Hay 8.000 UF que no pagan impuestos, por lo que se tributará sobre las 2.000 UF restantes. Se pagará un impuesto único con tasa del 10%, o alternativamente será posible reliquidar el impuesto global complementario durante los años que se fue dueño del bien, pero con un máximo de 10 años.

Para no pagar de más se debe re­tasar.
Este impuesto afecta a todos los propietarios una vez aprobada la reforma, pero no de forma retroactiva. Por eso, cualquier propietario puede actualizar el valor comercial de la propiedad a septiembre de 2014 en el Servicio de Impuestos Internos y así evitar tributar por la plusvalía que ya obtuvo antes de la reforma. El valor comercial entregado asegurará la plusvalía obtenida hasta el 2014 y la ganancia se calculará desde esa fecha en adelante.

Entregar el nuevo valor comercial de una vivienda al SII no modifica el avalúo fiscal ni las contribuciones de una propiedad. Si no se realiza la re­tasación, el valor de la vivienda será el más alto entre el precio de compra y el avalúo fiscal (normalmente el precio de compra). Cuando se venda la propiedad, la ganancia será la obtenida entre el precio de venta y el precio de compra. Y esta ganancia incluirá la plusvalía que obtuvo desde que compró su propiedad hasta septiembre del 2014.

El valor de una tasación puede ir entre 3 a 10 UF y el SII permite que un propietario entregue el valor comercial de su vivienda hasta el 31 de diciembre de este año.

Pago del IVA
Con la reforma tributaria, las viviendas nuevas pagarán Impuesto al Valor Agregado (IVA de 19%), cobro que empezará a regir en los proyectos inmobiliarios que partan el 2016. Los proyectos que cuenten con permisos de construcción, y cuyas ventas estén protocolizadas ante notario con fecha anterior al 1 de enero del 2016, estarán exentas.

El IVA se calcula sobre el metro cuadrado construido, no sobre el de terreno. Por lo tanto, las viviendas donde el valor del terreno tiene mayor incidencia en el precio final, se verán menos afectadas. Esto significa que las viviendas de menor valor se verán más afectadas que las viviendas de mayor valor, especialmente las en torno a los 3.500 UF, el valor promedio de venta de una vivienda en Santiago.

Existe un beneficio de crédito especial de IVA a la construcción de viviendas de hasta 4.500 UF. Este será rebajado y aplicado sólo a construcciones que no superen las 2.000 UF.

Consejos de Fernando Herman, subgerente de Toctoc.com, por los efectos en los inmuebles de la reforma tributaria.

Fuente La Segunda

Miércoles 22 de Julio de 2015

Anuncios